top of page

El desafío de la arquitectura por acercarse el mundo rural

Existe la idea generalizada de que la arquitectura contemporánea esta ligada inevitablemente a lo urbano y por lo tanto a la densidad de la gran ciudad. Sin embargo, en territorios o sociedades de vida íntimamente ligada al campo, el paisaje o en definitiva la naturaleza, la arquitectura moderna se ha abierto paso en el entorno rural.


El actual desafío de la arquitectura está en entender el mundo rural', área normalmente ignorada por los arquitectos que por décadas han enfocado gran parte de su energía hacia las ciudades, siendo que estas solo constituyen el 2% de la superficie del planeta. 

El arquitecto hace un llamado a cambiar esta visión y entender que el futuro está en intervenir los espacios poco poblados y hasta mal conectados.


Con la pandemia iniciada en 2020, hemos visto un incremento sin precedentes de la demanda por predios rústicos, la oferta inmobiliaria aumentó considerablemente y por ende los precios del terreno. La inquietud del consumidor debe ser el cómo construir sus casas.

Frecuentemente, se trata de familias que viven en ciudades en casas más pequeñas que las que sueñan o en departamentos, por lo que es importante que sea un punto importante a considerar, el cómo se enfocará el diseño al contexto y la integración con éste.


Nuestra oficina se especializa en la construcción de viviendas familiares en grandes terrenos rurales. De este modo, entendemos la arquitectura en un contexto rural, por lo tanto, no aplica el uso de los mismos materiales que usamos para construir en la ciudad. Así mismo, las condiciones climáticas de cada zona, condicionan el uso de diversas técnicas constructivas, diseños de techos, muros, hasta sobrecimientos de diferentes alturas que los que estamos acostumbrados a diseñar.


El desafío plantea conocer el contexto, volcarse al entorno para atraerlo al interior de la vivienda.

Nuestros proyectos buscan integrar la naturaleza en caso que exista, respetarla e introducirla en parte al interior, ya sea mediante ventanas enfocadas en algún punto importante o simplemente con la creación de jardines interiores.


Para la arquitectura rural, las reglas son otras, de mayor ajuste, de mayor precisión, pero el resultado de implantar arquitecturas contemporáneas en lugares que parecían estancados en el tiempo despierta un gran interés.



Los proyectos propuestos en ese tipo de entornos, siguen de forma sistemática una metodología peculiar, un método que persigue el equilibrio entre unas edificaciones de marcado carácter vanguardista pero que al mismo tiempo adoptan los condicionantes del suelo en el que se asientan. De este modo la arquitectura contemporánea propone una suerte de continuidad con el lugar, con su paisaje o incluso con su construcción.


Tan falso como que la arquitectura contemporánea es urbanita es la idea de que en lo rural se debe de seguir los estilos tradicionales, en una suerte de imitación sin escrúpulos que conduce a lo naif.


La arquitectura de vanguardia tiene su espacio en lo rural, un mundo rural que si quiere vivir en lo contemporáneo debe también aceptar los beneficios que la puede obtener de los nuevos planteamientos arquitectónicos.


¡Si te gustó, comparte!

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page